Mi bebé tiene el horario cambiado

¡¡Cuántas veces hemos oído decir esto a alguno de nuestros amigos o familiares!!…

bebé dormido

Mi bebé tiene el horario cambiado, duerme fenomenal por el día, pero por la noche no hay manera… ¿Por qué no duerme de noche el recién nacido? Es una pregunta que se hacen muchos padres cuando llega la noche y no consiguen hacer dormir a su niño.Vamos a intentar aclarar ésta duda.

Todos los libros  y todos los profesionales coincidimos al recomendar  a los nuevos horariopadres que el niño esté por el día en un lugar distinto a la habitación en la que duerme, que no haya silencio, que oiga ruidos (está claro que no ruidos atronadores) y que tampoco haya oscuridad total. La finalidad es que empiece a adaptarse a la vida fuera del útero de su madre, con un horario “normal” de:” por el día se hacen cosas y se está despierto y por la noche se duerme”. Y todos los nuevos padres pensamos que con esto será suficiente para que, desde el primer día, nuestro niño duerma de un tirón toda la noche, pero, generalmente, no es así, ¿por qué?

Para contestar a ésta pregunta tenemos que entender que nuestro bebé lleva nueve meses viviendo de otra manera, durmiendo pequeños sueños de una hora como máximo (es la forma de dormir de un niño en el útero de su madre, “a ratitos”) y no estando JAMAS en silencio, cuando es de noche y su madre duerme él sigue oyendo sonidos, como el corazón, los movimientos del intestino o la respiración de su mamá…Es decir, conoce la oscuridad pero no el silencio…¿No os parece que le debe asustar, de repente, verse separado de su madre(su referente), su olor, sus sonidos y no notar el contacto con el líquido amniótico por todo su cuerpo?¿Os imagináis la sensación que debe sentir?.

embzo

 

El bebé necesita tiempo para entender su nueva forma de vivir y adaptarse a ella, además debe comer durante la noche, casi con la misma frecuencia que por el día, así que ¿no hay nada que hacer? Pues sí, armarse de paciencia y entender que necesita tiempo y de nuestro cariño para hacer esta transición de forma paulatina y tranquila. Actualmente existen en el mercado diversos dispositivos que imitan el sonido de la respiración o del corazón de su mamá y que le pueden ayudar, nuestras abuelas recurrían al socorrido truco de poner una prenda de ropa de la mamá en la cuna del niño, para que se calme al notar el olor de su mamá, casi lo único conocido para él. Y también podemos echar mano del “colecho”…

En fin, solo nos queda entender que será cuestión de tiempo que empiece a dormir de un tirón.

avatar
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.