Ofrecer agua a los bebés, ¿a que edad empiezan a beber agua?

¿Puedo dar agua a los bebés de 0 a 6 meses?

El agua es fundamental para la vida, por supuesto también para los bebés. El 70% del peso de un bebé de 1 a 24 meses es agua, pero eso no quiere decir que debamos darle agua desde el primer momento.

drinking water newborn

En los primeros 6 meses de vida NO hay que darles agua. Durante este tiempo su alimentación es Leche Materna a demanda y NO necesita ningún otro líquido. Si su alimentación es con Leche de Fórmula, tampoco hay que darles agua, pero es fundamental que preparéis el biberón en la concentración adecuada y con ello los niños tienen el aporte de agua necesario, incluso cuando hace calor.

Si durante estos 6 primeros meses le ofrecemos agua, lo normal es que la rechace, pero si tiene hambre la tomará y esto tiene como consecuencia un menor aporte de nutrientes.

El sitio que en su pequeño estómago ocupa el agua hace que luego tenga menos ganas para tomar el pecho o el biberón y su alimentación no sea la adecuada y le estemos dando menos nutrientes de los que necesita.

¿A que edad se les da agua a los bebés ?

A partir de los 6 meses ya se van introduciendo otros alimentos y entonces ya les podemos ofrecer agua, pero si le das el pecho antes del puré o papilla probablemente no querrá agua.

Cuando vaya siendo más mayor y su alimentación más variada y más sólida, irá necesitando más agua, a partir del año le podrás ofrecer todo el agua que quieras.

drink water baby

El agua que le ofrezcas no debe llevar azúcar añadida y es aconsejable ofrecer agua y no zumos, la fruta ya la toma triturada.

Es mejor ofrecer el agua en vasito, a partir de esa edad ya aprenden a beber agua en vaso, si es agua del grifo debéis hervirla no más de 3 minutos pues las sales del agua se concentrarían demasiado y si es embotellada debéis elegir la de mineralización débil que es la adecuada para bebés.

Cuando llevéis el agua fuera de casa, por ejemplo en el paseo, el envase en el quecopa-ergonomica-coppa-lime-hoppop la guardéis debe estar bien cerrado y frío para evitar contaminaciones y el agua que sobra en el vaso se tira, pues de lo contrario se favorecen las infecciones y diarreas.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Paloma

Enfermera Pediatría
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.