Otitis infantil o la inflamación del oído en los niños

De repente un día la otitis infantil empieza a causar molestias en el bebé.

Tu pequeño empieza a quejarse de que le duele el oído y claro, saltan las alarmas y en otitisotros casos al ser más pequeño puede que ni siquiera sepas qué es lo que le duele porque aún no es capaz de decirlo. De un modo u otro, te planteas: ¿Qué le pasará?, ¿cuál será el motivo o causa de ese dolor? Sin duda, en la mayoría de los casos, una vez que sepas que el dolor se localiza en el oído, suele tratarse de una otitis, es decir, de una inflamación del oído.

En ocasiones, el oído puede supurar por la propia inflamación e incluso en algunos casos, se produce pérdida de audición, aun así, si se empieza a tratar pronto, lo habitual es que se empiece a tomar la medicación adecuada y el problema desaparezca.

Sin embargo, es importante no dejar de darle importancia cuando esto ocurra, ya que, si no se trata del modo adecuado puede llegar a provocar una hipoacusia, que influye en el desarrollo de su lenguaje y en su aprendizaje.

Según afirman los especialistas son especialmente comunes, los episodios de otitis, cuando empiezan a ir a la guardería, ya que así ocurre con los resfriados o constipados que precisamente van de la mano de este problema. Y es que, es entonces cuando su sistema inmunológico puede verse atacado, por decirlo de algún modo, en el momento en el que entra en contacto con otros pequeños y no está exclusivamente pegado al regazo de su mamá.

revision otitis

Aun así, hay formas de prevenir las otitis que realmente son tan dolorosas y que merece la pena encontrar alguna forma de ponerle freno para evitarlas.

De este modo, dos palabras son la clave en este proceso: HIGIENE y ALIMENTACIÓN.

En cuanto a este último aspecto, será fundamental que el pequeño esté fuerte y por ello siga una alimentación rica y variada que le aporte todos los nutrientes necesarios para hacer frente a estas infecciones. Cabe destacar la importancia de la vitamina C, por lo que apuesta por las frutas que sin duda tienen alto porcentaje de esta vitamina y que por ello fortalecerán el sistema de tu pequeño.

Por otro lado, el hecho de que tenga muchos mocos en la nariz, esté congestionado, si se aspirador-nasal-electrico-nomada-ballidoo-beabatoca el oído con las manos sucias… puede llegar a dar lugar a este problema. Por ello, controla su higiene, especialmente sus manos y, por supuesto, nariz y oídos, así como su boca.

Y es que, a pesar de la creencia común de que un resfriado puede en la mayoría de los casos desembocar en una otitis no es cierto en absoluto, ya que, si ese constipado se empieza a tratar desde el primer momento no habrá problema. Aun así, sí es cierto que el hecho de que las vías respiratorias estén comunicadas con la trompa auditiva, si hay moco y se acumula, todo ello provocará que tu pequeño acabe sufriendo una otitis.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.