Ponerse en forma con tu bebé, algunos ejercicios

Hay muchas madres (y algunos padres, que se “mimetizan” en periodos de embarazos de sus mujeres) que necesitan perder unos kilos o, simplemente, ponerse en forma y que ellas se sientan cómodas tras dar a luz.

ponerse en forma con el bebé

Algunas se lo montan por su cuenta, en casa; otras se apuntan a gimnasios; las más pudientes (y afortunadas), contratan los servicios de un entrenador personal. Pocas, hay que decirlo, tienen un metabolismo que les hace quedarse después de pasados unos meses, incluso mejor que antes de quedarse embarazadas (mi mujer es un ejemplo de este último grupo).

ponerse en forma con bebé

Sin embargo, todas sin excepción podrían tomar una decisión que no sólo les iba a reconfortar en cuanto a su estado físico sino que las iba a llenar plenamente a nivel mental.Me refiero a hacer ejercicios de mantenimiento junto con los bebés.Con toda seguridad, hacer estos ejercicios (o cualquier cosa) con tu hijo, reforzará los lazos afectivos entre ambos.

Ya tenemos un beneficio claro y de gran importancia. Pero es que, además, los bebés, sobre todo cuando son muy pequeños, que se mueven mucho menos, pueden “servirte” para sustituir otros elementos útiles para las tablas de mantenimiento.No me entendáis mal, no vamos a someter al pequeño o la pequeña a ninguna tropelía, faltaría más.

Unknown

Pero está claro que si una mamá se tumba en el suelo boca arriba, por ejemplo, y toma a su hijo en brazos y flexiona los brazos arriba y abajo como si levantara y bajara un peso (que es lo que hace con su hijo), fortalecerá brazos y conseguirá, casi con total seguridad, la sonrisa del pequeño.

Si te pones tumbada boca arriba con las piernas flexionadas y sientas al peque con su espalda contra tus piernas, puedes levantar y bajar el cuerpo hacia la carita del niño. También le hará reír cuando vea que vas y vienes y, de paso, tus abdominales lo agradecerán.

También puedes poner al bebé (firmemente sujeto, eso sí) tumbado sobre tus piernas flexionadas (tú tumbada boca arriba de nuevo) y balancear las piernas de un lado a otro. Dorsales al canto…

ponerse en forma con un bebé

Con el bebé sentado sobre tu tripa y tus piernas en ángulo con los pies apoyados en el suelo, levanta el culo como si un hilo tirase de tu ombligo hacia arriba. De nuevo risas del pequeño y fortalecimiento de abdominales y glúteos.

En definitiva, para ponerse en forma, una serie de ejercicios divertidos, tonificantes y gratificantes (no sólo por el ejercicio en sí sino también por la interacción con el niño) que os serán de gran ayuda.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.