Preparamos la Cuna para el Bebé

Sea cual el lugar  dónde duerma, una cuna debe cumplir algunas características como:

-El colchón debe ser relativamente firme de manera que el bebé no se hunda y evitar posibles problemas con la espalda.

-La distancia entre los barrotes de la cuna debe ser debe oscilar entre 4’5 y 6’5 cm, para que, cuando el bebé crezca y sea más curioso, no pueda meter la cabecita entre ellos.

- No usar almohada para el bebé. En caso de tener reflujo gastroesofágico, o requerir dormir más incorporado, poner una toalla hecha un rodillo por debajo del colchón o una cuña especifica para elevarlo, pero evitar almohadas para elevar la cabeza del bebé.

-No debe tener salientes, ni esquinas cortantes, ni bordes en los que el niño pudiera engancharse la ropa. Son mejores los acabados redondeados.

-Debe tener una altura mínima de 60 cm  desde la base del colchón cunahasta la parte superior de los barrotes para evitar que el niño pueda caerse.

- EL colchón debe ajustarse a la cuna, no dejar huecos por los laterales ni por los extremos.

- La base se debe poder regular, y así, estará más alta cuando es recién nacido y, más baja, a unos 30 cm del suelo, cuando es mayor, para minimizar los riesgos de una caída.

-Si la cuna tiene ruedas, dos de ellas deben llevar freno para evitar que la cuna se desplace bruscamente.

-La pintura, barnices y decoraciones con los que esté terminada deben ser atóxicos.

Las cunas que hoy en día encuentras en las tiendas, deben cumplir estas normativas de seguridad Europea, por lo que si vas a comprar una nueva, lo normal es que estas características ya las traiga de fábrica. Aún así ponemos estas normas por si vais a reutilizar una cuna antigua, o prestada, y queréis estar seguras de que cumplen los criterios de seguridad.

Otras cosas que saber…

-Nunca coloque la cuna cerca de cables de cortinas, cortinas o persianas colgantes. Tampoco la ubiques junto al radiador, el exceso de calor puede ser peligroso, ni junto a la ventana por evitar corrientes de aire, o por ser una zona fría en invierno y muy calurosa en verano.

-No son recomendables los edredones de pluma ya que crean un microclima que puede elevar mucho la temperatura interior y los bebés tan pequeños no saben regular su calor corporal. Lo más adecuado hasta su primer cumpleaños es el pijama saco que le permite moverse con total libertad sin el riesgo de que ninguna prenda le tape la cabeza.bebe abrigado

- En la ropa de cama, mejor las fibras naturales, evitar las sintéticas.

avatar
Esta entrada fue publicada en Compras. Guarda el enlace permanente.