Pruebas médicas durante el primer trimestre de embarazo

Durante el embarazo, tu ginecólogo y matrona se asegurarán de que todo va perfectamente. Para ello, solicitarán varias pruebas médicas y te irán viendo continuamente.

Es muy importante que te las realices siempre en las semanas que te indiquen. Así que, si eres de naturaleza olvidadiza, consigue una agenda y ponte todas las alarmas disponibles en el móvil. ;)

Pruebas médicas primer trimestre embarazo

¿Qué pruebas médicas se realizan durante el primer trimestre de embarazo?

Inaugurarás las analíticas del embarazo (en total se realizan 3, una por cada trimestre) en torno a la octava semana aproximadamente, después de haber acudido a la primera visita con el ginecólogo, que seguramente te haya realizado una ecografía para confirmar tu estado de gestación.

Este primer análisis de sangre servirá para que tu médico compruebe el estado general en el que te encuentras y verifique si has pasado la toxoplasmosis o no. Si el resultado del IgC toxoplasma es positivo, estás de enhorabuena: eso significa que tienes anticuerpos de la enfermedad y te puedes hinchar a jamón durante la gestación sin poner en peligro a tu bebé. En cambio, si es negativo, deberás extremas las precauciones en el lavado de frutas y verduras y el cocinado de la carne.

Sobre las 12 semanas verás a tu bebé por primera (o segunda, dependiendo si el ginecólogo te la ha realizado previamente en tu primera visita), porque es el momento predeterminado para la primera ecografía del embarazo.

En función de los resultados de la analítica, los factores de riesgo asociados a tu edad y tus circunstancias y el grado de translucencia nucal del feto, tu médico te recomendará o no que te practiquen una amniocentesis o una biopsia corial para descartar cualquier alteración cromosómica. Se trata de unas pruebas invasivas, con cierto riesgo para el embarazo, en la que extraen un poco de líquido amniótico de tu bolsa con la ayuda de una aguja en el primer caso o un pequeño fragmento de placenta, si la prueba a practicar es la biopsia.

También te realizarán un  un urocultivo para comprobar que no tienes ninguna infección de orina. Tales afecciones son bastante comunes durante el embarazo y muy fáciles de solucionar. Pero, si no se tratan adecuadamente, pueden provocar un parto prematuro.

Y así, poco a poco, hemos superado el primer trimestre. ¡Enhorabuena! :)

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

 Diario de una mami

 

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.