¿Qué ocurre con el útero durante el parto?

Seguro que muchas veces os habéis imaginado cómo es el útero por dentro, y cómo cabe vuestro bebé que va creciendo tanto, pues voy a intentar explicar en pocas palabras como es el hogar de vuestro hijo dentro de la barriga, y cómo va cambiando cuando se acerca el momento del nacimiento.

 Aquí tenéis una ilustración clara de cómo es el útero, lugar donde se desarrolla el bebé. Para que os hagáis una idea, cuando no estamos embarazadas, el útero pesa unos 60 gramos, y al final del embarazo llega a alcanzar1 kg. También nos interesa el cuello del útero que es su extremo que se pone en contacto con la vagina, y por el cual saldrá el bebé el día de su nacimiento.

Cuando se acerca el parto, empiezan a ocurrir cambios en el cuello del útero (también llamado cérvix) y podréis oír muchas expresiones diferentes sobre él mientras estéis en el hospital a mano de las matronas o los ginecólogos.

En resumen podríamos hablar que hay  4 cosas importantes que ocurren en el cuello del útero alrededor del parto:

Borramiento: podéis oír que tenéis el cuello borrado, o que aún está verde y no ha empezado a borrar. Esto está relacionado con lo corto o largo que está el cuello. Un cuello sin madurar, es decir, sin signos de cercanía al parto, está largo, sin embargo, cuando empiezas con las contracciones y se va acercando el momento, el cuello empieza a acortarse hasta quedar fino.   En mujeres que tienen su primer parto, el cuello debe estar algo borrado para empezar la dilatación, sin embargo, en mujeres con uno o más partos anteriores, el cuello se va acortando a la vez que dilata.

 

Posición: Por norma general en el cuerpo de la mujer el cuello del útero está orientado hacia atrás  en relación con la vagina(los profesionales de la ginecología lo llamamos “ en posición posterior”) Cuando se prepara para el parto, durante la dilatación, va cambiando de posición hasta llegar a centrarse para facilitar la salida del bebé. Por eso los tactos vaginales que te hace la matrona al inicio de la dilatación, suelen ser algo más difíciles, porque está más inaccesible. Conforme avanza la dilatación notaréis cómo van facilitándose los tactos y no molestan.

Consistencia: Este parámetro valora si el cérvix (cuello del útero) está blando, medio,  o rígido. Lo más aconsejable es que esté blandito, ya que favorece la dilatación y el resultado de los tactos suele ser mejor.

Dilatación: la dilatación del cérvix va de 0 a 10 cm, que es lo que llamamos “dilatación completa”. Se inicia el trabajo de parto con una dilatación de 3-4 cm. Llegar a estos centímetros es lo que suele ser más largo.  Después la dilatación suele ir más fluida y rápida, aunque todo depende de cada caso individual. En este proceso nunca 2 x 2 son 4.

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Parto. Guarda el enlace permanente.