Seguridad infantil en el hogar: blindar la casa para los niños

¿Tu hijo ha comenzado a gatear o a dar sus primeros pasos? Entonces significa dos cosas, una buena y otra mala. La buena, que está creciendo y va haciendo sus progresos, día a día. La mala, que tienes que ir poniéndote las pilas en materia de seguridad infantil en el hogar. Comienza la operación “blindaje”, como yo la llamo.

No se trata de deshacernos de todos los muebles de casa, que sería lo ideal, todo hay que decirlo, porque a ver dónde metemos la gran inmensidad de objetos que tenemos, sino de tomar ciertas precauciones para que los peques no sufran un accidente. La seguridad se convierte, así, en nuestro objetivo principal.

Seguridad infantil en el hogar

Primera regla de seguridad: nunca dejar a un niño solo

Nunca, nunca, nunca, te confíes. No le dejes solo ni el tiempo que tardas en ir a la cocina y volver, porque en ese tiempo puede ocurrir una catástrofe. Tenle siempre vigilado, si no en la misma habitación que él, situándote en un ángulo donde te permita verle, al menos mientras sea lo suficientemente pequeño como para no entender las consecuencias de sus actos.

Los enchufes, protegidos

No sé por qué a todos los niños les encantan los agujeritos de los enchufes tanto como para dirigir sus manos raudas y veloces hacia ellos. ¿Por qué, si no son de colores fluorescentes ni emiten sonidos agradables al oído? No tratemos de buscar una explicación, sólo tapémoslos para evitar desgracias. Es muy sencillo y nos ahorraremos un disgusto.

Las ventanas, cerradas

Nunca dejes a un niño en una habitación con la ventana abierta. Y menos si hay alguna silla o similar que pueda usar para subirse y asomarse. Aunque creas que no lo hará, no sabes hasta dónde pueden llegar su curiosidad y su inteligencia.

Medicinas y productos de limpieza, en alto y bajo llave

Mantén las medicinas y los productos de limpieza fuera del alcance y de la la vista de los niños, ya lo dicen los prospectos de los medicamentos. Procura, pues, almacenarlos en algún armario donde no puedan llegar y si se cierra con llave o se evita su apertura mediante algún dispositivo, mejor que mejor.

Seguridad también en los cajones

¿Qué tendrán los cajones, que a todos les encanta abrirlos y cerrarlos? Hasta que se pillan los dedos, claro. Si no quieres que eso pase, mejor evitar la tentación con unos cierres de cajones que venden y que solo permiten su apertura presionando un botón.

Y en los armarios

Lo mismo ocurre con los armarios de la cocina, del salón o el dormitorio que son de dos puertas. En cuanto tienen la oportunidad quieren curiosear lo que hay en su interior, poniendo en peligro sus deditos. En cualquier tienda infantil, como en Baby Moon, encontrarás múltiples accesorios de seguridad para garantizar el bienestar de los niños en el hogar.

Hasta aquí los consejos de hoy. Mañana continuaremos con más. Porque queremos que nuestros peques estén seguros en casa y evitar cualquier accidente doméstico, en la medida de lo posible.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.