Técnicas Sin Anestesia Para Alivio Del Dolor Durante El Parto

Para aliviar el dolor sin contar con anestesia, puedes deambular, es decir, ir andando por el paritorio, o ponerte de pie, en cuclillas, o la postura en la que estés más cómoda. Esto puede aliviar el dolor de las contracciones.duranteparto

También puedes contar con la pelota de pilates, en muchos hospitales ya cuentan con ella y puedes pedirla y usarla durante la dilatación, pero en otros no la tienen. Siempre puedes preguntar en el lugar donde quieras que sea el nacimiento de tu bebé, y si no pueden aportártela, puedes llevarte la tuya (se compra en muchas tiendas de deporte, y a un precio asequible). Te recomendamos que en caso de comprarla, la uses antes en casa para probar ejercicios y movimientos de pelvis que te alivien más. La pelota no te quita el dolor, pero puede facilitar que los huesos de la pelvis se “expandan” más fácilmente, además la presión de la pelota en el pubis durante la contracción disminuye la sensación de dolor. 

Tu pareja, o la persona que esté contigo en el parto, puede masajearte la espalda en la zona lumbar cuando te venga la contracción para aliviarte. Así se sentirá más útil durante las horas de dilatación, y también hará que el momento se viva más íntimo y personal.

En casi todos los paritorios o salas de dilatación cuentas con una bañera durante el partoducha, puedes preguntarle a la matrona si podrías darte una ducha de agua caliente para aliviar el dolor, y relajarte. Viene muy bien un rato bajo el agua del grifo calentita. También hay algunos hospitales en los que se cuenta con bañeras para la dilatación. Infórmate de si cuentas con ella dónde vas a parir, para poder usarla en caso de quererla. Al meterse en la bañera con agua templada los músculos perineales se relajan y ablandan haciendo que los dolores sean menos intensos y facilitando luego la expulsión. Esta relajación disminuye la producción de adrenalina, hormona que actúa en contra de la oxitocina, y hace que el cuello del útero se ponga rígido.

Hay otras técnicas de alivio del dolor que no se encuentran aún en muchos hospitales en España, como puede ser el óxido nitroso. La utilización de Oxido Nitroso (N2O) en mezcla al 50% con Oxígeno oxido nitrosoes una alternativa eficaz en analgesia del Trabajo de parto. En países como Canadá, Inglaterra, Finlandia, Suecia y Australia, se ha reportado utilización de esta técnica analgésica en el 40 al 60 % de los nacimientos. Este gas se usaba tradicionalmente en el dentista, también lo llamaban “gas de la risa”, pero en este caso es en baja dosis al estar mezclado con oxígeno. Toda mujer de parto en  Reino Unido tiene acceso a esta analgesia, tanto en sala de partos como en parto en casa

No afecta al feto o la lactancia. Además, el N2O es fácil de administrar (por vía pulmonar, normalmente mediante mascarilla o boquilla de aspiración), tiene una latencia y término de efecto cortos y no deprime la contractilidad uterina. Al tomarlo sientes un mareo y relajación agradable. Para administrarlo debes sostener el tubo con tu mano, que lleva una pipeta con filtro para que te la ponga en la boca. El gas sólo sale si succionas.

Una de las ventajas de este método analgésico es que no impide empujar durante la fase activa, ya que no anula el reflejo de pujo (empujar cuando llega el momento de dilatación completa), así como adoptar la posición que se desee durante las contracciones.

Sin embargo no ejerce un efecto analgésico potente en la fase de trabajo de parto activo, es decir, cuando se acerca el expulsivo.

En pocos hospitales en España se cuenta con la alternativa de usar este gas, pero siempre puedes preguntar en tu hospital si estás interesada.

 

avatar
Esta entrada fue publicada en Parto. Guarda el enlace permanente.