Terrores nocturnos, solución a los miedos infantiles

De los terrores nocturnos os hablaba en un artículo anterior,  cuándo suelen aparecer y los síntomas o el comportamiento que tendrá el niño cuando sea protagonista de este problema. Pero sin duda, la pregunta que a los padres con pequeños que tengan terrores nocturnos, se les plantea es la de ¿qué puedo hacer? 

terrores nocturnos solucion

En primer lugar, y aunque es comprensible que al ver a tu pequeño de ese modo, agitado, llorando y con esa sensación de miedo y terror, te desesperes y no sepas cómo actuar, tienes que parar y pensar. Y es que, la mejor opción será que intentes mantener la calma y que, ante todo no le despiertes. 

Asimismo, aunque soy consciente de lo complicado que puede resultarte mantenerte tranquila ante los terrores nocturnos que sufre vuestro hijo, ya que los padres son incapaces de soportar con entereza el sufrimiento de sus pequeños, esfuérzate y piensa en que si así lo haces, le estarás ayudando, puesto que, te necesita a su lado, aunque él ni siquiera llegue a ser consciente.

Y ¿por qué te necesita a su lado? Porque como ya indiqué, es fundamental que veles por evitar que se haga daño pero sin intentar cogerlo, acurrucarlo… ya que su reacción puede ser peor. Intenta que, aunque incluso se levante de la cama y ande, no se acerque a ventanas o balcones o no coja objetos con los que pueda llegar a hacerse daño. Por ejemplo, en el caso de que tengáis escalera en casa, evita que pueda bajar. Es decir, como no es consciente de sus movimientos, seréis vosotros los que veléis para que no ocurra un accidente.

terrores nocuturnos causas

En cuanto a la recomendación de los especialistas de no despertar al pequeño se debe a que si finalmente lo sacamos de su mundo de sueños puede que al volver a la realidad, no comprenda qué ha sucedido, se ponga nervioso e incluso se asuste, ya que no entenderá qué es lo que ha pasado y el por qué de vuestras expresiones de preocupación y susto. Por ello, si finalmente ocurriera, intentad tranquilizarle, hablarles con dulzura y procurar que concilie el sueño lo antes posible aunque suele ocurrir que tras ese despertar le costará más volver a la cama y dormir. En ocasiones, el pequeño siente miedo a volver a tener esos terrores.

¿Se pueden evitar los terrores nocturnos?

Aun así, más allá de cómo podamos actuar cuando ya el pequeño tenga terrores nocturnos, también deberéis plantearos encontrar soluciones para que dejen de suceder. Y es que a veces la rutina estresante de los pequeños hace que por la noche se sientan inquietos y manifiesten de este modo el nerviosismo que tienen. Por ello, reduce ese estrés, ya sea, eliminando algunas de sus clases extraescolares, ofreciéndoles actividades durante la semana que le hagan desconectar de las responsabilidades escolares… está en tus manos que este problema no llegue a ocurrir o que se solucione.

Asimismo, puede resultar realmente eficaz que el pequeño realice siempre la misma rutina antes de ir a dormir. Una rutina que le relaje, ya sea tomar un baño calentito, tomar una cena ligera pero nutritiva, leer con su mamá o papá, acostarse temprano, evitando que vea la televisión e incluso que mire a la pantalla de ordenador, ya que esto le hará sentirse aún más excitado.

pesadillas y terrores nocturnos

 Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.