Viajar con bebés, precauciones y tabúes rotos

Desde que anunciamos la llegada de un niño, la gente ya nos advierte: ¡Olvídate de viajar! ¡Ay, qué pena, con los viajes que os hacíais vosotros de novios!

Es verdad que muy al principio, con el bebé recién nacido o con muy pocos meses (hasta unos tres) lo conveniente es no salir con él de casa. ¡Pero es que tres meses pasan volando y después se pueden hacer un montón de cosas! Para empezar, los niños pasado este tiempo prudencial, tienen más fortaleza física de lo que nosotros nos creemos.

viajar con bebésSI, además, ha ido ya a la guardería, ha lidiado con un batallón de virus que han hecho que su sistema inmunológico esté con las pilas cargadas y pueda afrontar situaciones de supuesto riesgo con más garantía.

Por otro lado, si tenemos pensado salir de viaje con el peque, llevaremos siempre un botiquín mínimo (ya sabes, el paracetamol para la fiebre, la crema hidratante para la piel, otra para posibles quemaduras, otra para picaduras de insectos, gasas, suero y poco más) y artículos protectores (gorra en el verano, gorro si hace frío, crema solar con protección suficiente, etc.) que nos dejarán tranquilo.

Por los vuelos, tampoco hay que preocuparse. Conviene no hacerlos antes de sus quince días de vida pero ya superados y con la silla que usamos para el coche para que esté protegido, puede volar con nosotros a cualquier sitio. Lo único que puede hacerse duro es si el trayecto es largo y vuestro hijo es inquieto y/o difícil de contentar. En ese caso, nadie mejor que vosotros para saber cómo contenerle…

viajar con bebés

Hoy en día hay infinidad de hoteles, barcos de cruceros, complejos totalmente preparados para bebés. Es más, han visto el negocio y muchos se están enfocando en captar este tipo de cliente, la familia con niños pequeños que, ocasionalmente, pueden necesitar un servicio de baby sitter (por supuesto, con coste adicional que beneficia al empresario pero que se paga con gusto por los padres que quieren tener una velada en pareja, por ejemplo). Todo esto dentro y fuera de España, que pociones hay en todos lados.

viajar con bebés

Por todo lo dicho anteriormente, reconozcámoslo, el mayor impedimento para salir de viaje con nuestros hijos pequeños somos nosotros mismos, los padres. Es un rollo tener que acordarse de todo lo que hay que llevar, prepararlo, estar pendiente del crío en un entorno distinto al conocido de casa… ¡¡¡Ufff, qué pereza!!!

 Pero, ¿os habéis oído? ¡¡¡Arriba ese ánimo y a viajar ..de vacaciones en familia!!!

Desde luego, en lo que a nosotros respecta, estamos deseando que haga buen tiempo continuado para tomarnos unos días y ver la cara de nuestro niño cuando vea el mar por primera vez en su vida, cuando se le llenen los pies de arena de playa, cuando coja tono con el sol. Estamos deseando disfrutar con él y ningún miedo infundado a viajar nos lo impedirá.
 
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.