Zapatos que debe utilizar un bebé cuando empieza a moverse

Desde que nuestro bebé, hace ya cosa de un mes aproximadamente, comenzar a intentar ponerse de pie con cada saliente que tiene a la vista, nos recomendaron en la guardería que le pusiéramos zapatos ya que con los calcetines se resbalaba y le resultaba aún más difícil la ya de por sí laboriosa tarea de erguirse.

primeros zapatos del niño Nosotros no somos de esos padres que piensen que hay que comprarle al niño lo mejor de todo (y cuando digo “lo mejor” en realidad quiero decir “lo más caro”) porque es lo que se merece, por un lado, y porque es lo que le conviene, por otro. Por supuesto que se merece lo mejor y no cabe duda de que le conviene lo mejor. Pero como son cosas de Perogrullo vamos a obviarlas.

Lo que sí conviene tener en cuenta a la hora de elegir los primeros zapatos es la finalidad del mismo y su practicidad.

Quiero decir que si estamos pensando, como nos ha tocado a nosotros, en un calzado que le cubra el pie y su principal función sea evitar que resbale (con el riesgo que conlleva) no será la misma búsqueda que cuando el niño ande y tenga que lograr mantener el equilibrio y permitirle dar sus primeros pasos, por ejemplo. En primer lugar, la tendencia que existe de sobreproteger el pie del niño con un zapato tirando a rígido, según los expertos, es contraproducente.

zapatos primeros pasos león shoes

Hay que darle libertad al pie y que el zapato sirva de “colchoneta” frente a los riesgos. Un zapato para un niño que acaba de empezar a ponerse de pie estará bien si le ahorra caídas por resbalones pero le hará flaco favor si, por ser demasiado duro al querer “proteger” el tobillo, no deja que se desarrollen correctamente (mediante el movimiento correspondiente) los músculos y las articulaciones del tobillo.Tampoco hay que olvidar que la posición del pie cuando se gatea o cuando se está de pie es totalmente distinta y, por tanto, el zapato debe permitir que las partes del pie adopten las posturas propias de cada estado.

zapatos primeros pasos león shoes

En general, el zapato infantil debe ser flexible, dejar transpirar el pie (para lo que el material debe ser lo más natural posible), dejar libertad de movimientos al tobillo y a los dedos, sin tacón y con plantilla plana y flexible.

El diseño ya es cosa de gustos…

 
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.