Medicamentos y embarazo (parte 1)

En la sociedad de hoy, la automedicación está a la orden del día. Todos tomamos medicamentos sin previamente consultarlo con el médico. Esto no debería ser así, y mucho menos durante la etapa del embarazo, esto no debe ser así. Hay que tener en cuenta que durante la gestación hay cambios en el cuerpo de la mujer que hacen que los parámetros de absorción y distribución de los fármacos cambien. Por lo tanto su eficacia y toxicidad también cambian, y además ahora tenemos algo más dentro de la ecuación, un bebé, y órganos como la placenta. Así que siempre que vayáis a tomar un medicamento, debéis consultar  con un médico o matrona, o mirar en tablas oficiales de medicación permitida en el embarazo. Para así evitar posibles efectos adversos o daño en el bebé. Un medicamento teratogénico es aquel que puede producir malformaciones o daño fetal si se administra durante el embarazo. Los medicamentos pueden dañar al feto en cualquier momento del embarazo, aunque el período de mayor riesgo es el primer trimestre, ya que durante la fase embrionaria (desde el día 20 hasta el 55 de embarazo) tiene lugar la formación de la mayoría de los órganos, por lo que existe más posibilidades que un medicamento provoque malformaciones estructurales sobre el feto.

Durante la etapa fetal, desde la 8ª semana hasta el parto, los fármacos pueden afectar el crecimiento y desarrollo funcional del feto, originar malformaciones de menor gravedad, e inducir complicaciones en el parto.

El efecto que pueda tener el fármaco en la mujer y su bebé, va  a depender devarias cosas: del trimestre de embarazo en el que se encuentre, de la dosis, del tiempo que estará tomándolo, y de la toma de otros fármacos a la vez. Por lo tanto, siempre debéis consultar con el médico para que tenga en cuenta estos factores.

No pretendo poneros nombres complicados de medicamentos que, si no os dedicáis a tema sanitario o de farmacia, podáis saber para qué se utilizan. Aún así voy a poneros una lista con los principios activos (en una caja de fármacos puede haber un nombre comercial, por ejemplo “efferalgán”, pero debajo, en pequeñito, siempre debe estar escrito el principio activo, en este caso “paracetamol” que es el que a nosotros nos interesa) . Así que, mirando ese nombre y buscándolo en la lista, podréis saber rápidamente si podéis tomarlo sin problema, o está contraindicado. Aún así, siempre que podáis, comentarlo con el ginecólogo o médico, para estar seguras de ello.

En la siguiente tabla veréis los fármacos que se pueden tomar de forma segura durante cualquier trimestre de embarazo, os he señalado con un cuadrito azul los que más comúnmente usamos en nuestra vida diaria. Entre ellos hay analgésicos como el paracetamol, y antibióticos como la amoxicilina o eritromicina.

Por otro lado en la siguiente tabla, pongo los medicamentos que no se deben tomar nunca (la columna de la izquierda) y los que son dañinos pero en ocasiones la relación beneficio/ riesgo, hace que sea mejor que los tomes ( siempre, por supuesto, con control médico). Una vez más os he subrayado con un cuadrito los que más os puedan sonar.

 

En el siguiente post pondré qué es mejor que toméis cuando: tengáis dolor, anginas, infección de orina, y otras cosas que puedan ocurriros durante el embarazo. Para haceros ver de una manera más práctica, lo que podéis tomar tranquilamente.

avatar
Esta entrada fue publicada en Embarazo, Salud. Guarda el enlace permanente.